Conozca el Camp

descarga  lajf_logo

Camp Rising Sun es un campamento internacional de verano situado en la localidad de Rhinebeck, Nueva York. Posee unas instalaciones para chicos y otras para chicas. Es gestionado por The Louis August Jonas Foundation, la cual ofrece becas completas para participar a todos los campistas, pertenecientes a más de 25 países del mundo.

Cada verano, 60 chicos y 60 chicas practican sus habilidades de liderazgo y servicio junto a otros jóvenes y monitores. Viven en campus separados: Red Hook para chicos y Clinton para chicas. No obstante, tienen la oportunidad de conocerse y realizar actividades juntos.

5036879559_4c863bc07a_b.jpg
Los campistas realizan actividades de tipo intelectual, artístico o deportivo.

Camp Rising Sun se define como un programa de “aprendizaje experimental”. Los campistas prueban nuevas cosas, planean proyectos, lideran o siguen a sus compañeros y hacen crecer a su comunidad. Mediante la adquisición de roles de liderazgo, cada campista aprende lo que significa ser responsable ante los demás y fiel a su propio estilo de liderazgo. Desarrollan su toma de decisiones, organización y resolución de problema mientras afianzan sus ideas de trabajo en equipo e identidad de grupo. Los monitores actúan como modelos y mentores, dándoles seguridad mientras les animan a explorar e innovar. Tanto estos como los campistas se ofrecen un feedback continuo, es decir, crítica, corrección y consejo, siempre con el fin de mejorar y aprender de los errores. Los monitores se aseguran de que el ritmo del programa permita un tiempo para reflexión, el cual no siempre está presente en nuestras ajetreadas vidas.

447457457
La variedad cultural está asegurada en CRS.

Algunas de las actividades que se pueden realizar en el Camp son:

Instructions: Los campistas pueden participar en charlas, clases o talleres organizados por otros campistas o monitores. Estas pueden ser de política, ciencia, música, teatro, liderazgo, idiomas, naturaleza, o cualquier tema que pueda resultar interesante o divertido.

Projects: Los campistas trabajan en equipo cada día en diferentes grupos que tienen como principal fin mejorar algún aspecto del campamento, ya sea construir una barbacoa, una casa del árbol, o un banco, por ejemplo, así como reparar alguna parte de este. Además, cada año se realiza un periódico, de publicación semanal, redactado por los campistas que incluye artículos, entrevistas, humor o arte.

Evening Program: A menudo, los campistas y monitores preparan actividades que tratan de fomentar la sensibilidad cultural y artística, además de intentar que estos se conozcan más entre ellos.

Trabajo en equipo: Campistas y monitores además, se ocupan de velar por la limpieza del campamento, comedor, tiendas y otras zonas comunes, además de colaborar en la cocina. CRS favorece el desarrollo artístico y humano.

5036895125_817689480d_b.jpg
CRS favorece el desarrollo artístico y humano.

Actividades al aire libre: Podemos encontrar, por ejemplo, una excursión de varios días que incluye rutas, acampada y una buena dosis de naturaleza. Además, hay una piscina, pista de tenis, fútbol. Los campistas, juegan además a juegos y deportes de sus países y culturas.

Tiempo libre: Hay varias horas a lo largo del día en que los jóvenes pueden utilizar el tiempo para lo que deseen, ya sea tocar instrumentos, bañarse en la piscina, escribir en el periódico del campamento o continuar un project o instruction, por ejemplo.

Actividades que engloban al conjunto de los campistas: Cada verano, ambos campamentos realizan un gran actividad, ya sea una producción teatral, la simulación de un evento político u otra actividad que englobe a toda la comunidad de campistas.

1146559_10151864310322049_536942468_n.jpg
CRS crea lazos de por vida.
Foto 24-1-16 20 23 16No es fácil encontrar hoy en día un campamento al que solo pueden acudir jóvenes que han sido seleccionados en más de 25 países de todos los continentes, en base a su capacidad, su talento, su calidad humana. Nadie puede pagar por asistir. No tiene precio.
En el corazón del ideario del campamento está el aprecio a la diversidad, el entendimiento intercultural, la vocación de servicio a la sociedad con énfasis en las causas humanitarias en auxilio de los más desfavorecidos. Igualmente se fomenta el crecimiento personal, ampliando los horizontes intelectuales y artísticos y desarrollando las capacidades de autosuficiencia y  liderazgo.
Yo fui uno de los afortunados en asistir al Camp Rising Sun, en representación de España. Han pasado ya 25 años de aquel verano mágico y siento que la llama sigue viva. La considero una de esas experiencias vitales que te ayudan a madurar rápidamente y te abren horizontes. Muchos de aquellos adolescentes que compartimos aquel verano seguimos en contacto con profundos lazos de amistad. Es precisamente esa amistad sincera y auténtica una de las claves del impacto positivo de aquella experiencia. En aquellas ocho semanas aprendimos a conocernos, a respetarnos, a apreciarnos, a apoyarnos los unos a los otros, a ayudarnos mutuamente a creer en nosotros mismos.
Con más campamentos como el Camp Rising Sun éste sería un mundo mejor.
Miguel Fresneda. Campista en 1990, monitor en 1993 y Coordinador del Proceso de Selección en España
Anuncios